Archivo de la etiqueta: penes

Porqué las redes sociales son como los penes

redes sociales, penes, bob esponja, creatividad

1. No es lo grande, es cómo lo manejes

De nada te sirve ser un burro en Twitter, con miles y miles de followers o en Facebook con miles de fans, si no te paran. Hay cuentas con miles de followers que no les prestán atención a lo que este dice. Mientras que cuentas con un tamaño más modesto tienen una respuesta de sus seguidores más entusiasta porque saben tocar de forma más precisa… lo que a sus seguidores les interesa. Y créanme, chicos, que saber tocar lleva al compromiso, y esto es lo que nos interesa con las redes sociales, llegar al compromiso del consumidor con nuestra marca.

Ahora, tenerlo grande siempre es útil, más gente puede ver lo que publicas y por tanto es más fácil que lleguen tus contenidos. Pero si no creas empatía ni escuchas lo que ella (tu audiencia) te dice es probable que esa relación no llegue. Recuerda que el primer paso en las redes sociales es escuchar…escuchar y escuchar… aprender de los que quieres atraer para ser exactamente lo que ellos necesitan. Si no, tu influencia será baja.

2. Está bien tenerlo grande, está bien estar orgulloso de él, pero no está bien querer forzárselo a los demás

Es decir:

  • No sean divos
  • Olvídense del follow x follow
  • Listas de cuentas que dan followback
  • Comprar followers
  • Etc.

Porque, ajá te lo pones enorme, pero tu audiencia es como si no te sintiera, no te presta atención, y mientras tu te esfuerzas y esfuerzas ella anda leyendo otra cosa e ignorándote.

También con forzarselo a los demás, me refiero a dedicarte a vender y todos tus tuits sean de ti o tu empresa y lo que vendes y lo BUENO que es lo que vendes… La gente no se mete en Twitter a que le hables de eso (ni sale contigo para que les hables de ti, ti y ti, así les gustes, NO), la gente se mete en Twitter para que los entretengas, no olvides que el contenido es el rey.

3. Mientras más grande, más difícil de manejar

Bueno, por supuesto, si lo tienes enorme y además te responden y has creado esa empatía de la que te hablé y cada vez llegan más y más que quieren estar contigo puede ser overwhelming. No quieres decepcionar a nadie quieres poder responder tan bien como cuando tenías pocas personas que te hacían mention y hasta DM. Y responderle a la comunidad que has creado y mantenerlas satisfechas, es difícil.

Claro, con una comunidad grande y con tu legitimidad y credibilidad construida te puedes dar unas licencias, no responder algunos mentions o comentarios (blogs, facebook, instagram), eso no hará que te den unfollow masivo. Pero sin llevarlo al extremo de no contestar las dudas y aún más no tener la capacidad de responder ante una crisis conunicacional. Manejar redes sociales es una actividad de 24/7, no porque tuitees 24/7 (que entra en eso de querer forzarselo a los demás) sino que simplemente la sampablera se puede armar en cualquier momento y tu debes estar ahí para contener el caos, arreglar la confusión, etc.

NUNCA ignores una queja (a menos que sea una cuenta recién creada con ganas de fastidiar o que se gane los followers molestando a cuentas con muchos followers para así “crecer”, entre otro tipos de “trolls” que siempre debes ignorar, analiza a la gente que te hace mentions) porque si la queja se vuelve masiva, puedes entrar en una crisis de reputación y mandar todo el trabajo al traste. Mira, por ejemplo estos famosos casos  para que te asombres, rías y aprendas.

Mi Twitter para dudas u opiniones que no quieran poner en los comentarios.

Anuncios